Mundo Yold. Hacemos una selección de conocidas canciones envueltas de una dramática historia

8 canciones cuya trágica historia quizá desconozcas

 

Carmen Matas
20 marzo, 2021

 Número de Comentarios (0)

Hace 30 años Eric Clapton perdía a su hijo de cuatro años después de que éste saltara desde una ventana accidentalmente abierta de un piso 53. La triste historia marcó uno de sus éxitos más conocidos: Tears in heaven. Hoy te contamos otras tristes historias escondidas detrás de grandes éxitos de la música.

Detrás de la canción Tears in heaven, del cantante y compositor británico Eric Clapton, hay una trágica historia. Una vivencia desgarradora que le inspiró a componer la que es considerada como una de las 500 mejores creaciones musicales de todos los tiempos. En concreto, la balada ocupa el puesto 353 del ranking de la revista Rolling Stone.

En sus estrofas, Clapton le canta a la memoria de su hijo Conor de cuatro años y medio, quien el 20 de marzo de 1991 falleció al caer accidentalmente del piso 53 de un rascacielos de Manhattan, en Nueva York. Aquella ventana tenía que haber estado cerrada, pero ese día el personal doméstico se encontraba limpiando el gran ventanal, y desafortunadamente el niño se escapó de la vista de sus padres, precipitándose desde esa gran altura.

Nueve meses después de este trágico suceso, Clapton y el compositor norteamericano Will Jennings, conocido especialmente por la canción My heart will go on, banda sonora de la taquillera Titanic, escribieron una tras otra las estrofas que reflejaban la gran tristeza del cantante por la pérdida de su pequeño, el difícil proceso de resignación y un posible encuentro con él en el cielo.

Hoy en Gente yold hemos querido hablarte de otras canciones que fueron inspiradas por ese sentimiento de tristeza, emoción o desesperanza. Esas canciones que marcaron un difícil momento en la vida de grandes artistas, que permitieron descargar grandes dosis de dolor y que, quizás precisamente por eso, todas ellas de quedaron especialmente grabadas en nuestros corazones.

  1. The Temptations, I Wish It Would Rain

En esta canción, David Ruffin, el cantante principal de The Temptations, interpreta con voz dolorida la historia de un hombre desconsolado que lucha por ocultar su dolor. Su amor acaba de dejarlo y él desea que empiece a llover para poder ocultar sus lágrimas.

La historia detrás de esta canción es la de su compositor, Rodger Penzabene, que la escribió en 1967 tras descubrir que su esposa le había estado engañando con otro hombre. Sin estar seguro de cómo manejar el dolor e incapaz de dejar de amar a su esposa, Penzabene expresó sus sentimientos en esta canción, así como en I could never love another (after loving you). Una semana después del lanzamiento del sencillo, el compositor acababa con su vida.

  1. Mercedes Sosa, Alfonsina y el mar

Esta canción, escrita por Ariel Ramírez, Félix Luna y Mercedes Sosa, narra la historia de la muerte de la poetisa argentina Alfonsina Storni, de la que ya hablamos en Gente Yold en este reportaje. El 23 de octubre de 1938, cuando los médicos le confirmaron que su cáncer de mama se había extendido por su cuerpo, Alfonsina Storni tomó un tren a Mar del Plata y se alojó en un pequeño hotel. Dos días después de su llegada escribió el poema Me voy a dormir y lo envió a la redacción del periódico La Nación.

Mientras el público ya leía su poema, ella, en la madrugada del 25 de octubre, se introdujo poco a poco y suavemente en el mar, hasta morir ahogada. Tenía 46 años.

  1. Paul McCartney, Little Willow

En diciembre de 1995, la primera esposa de Ringo Starr, Maureen Starkey, murió a causa de la leucemia. Totalmente conmovido, Paul McCartney decidió escribirle una balada que tituló Little Willow. “Me sentí muy afectado por la muerte de Maureen Starkey y recuerdo haber entrado en una habitación y poner esos sentimientos en esa canción. La fragilidad de la vida está en esa canción”, aseguró el propio McCartney.

Paul McCartney  escribió ‘Little Willow’ tras la muerte por leucemia de la primera mujer de Ringo Starr.

No era la primera vez que el integrante de los Beatles hacía algo parecido. Años atrás había escrito la conocida Hey Jude en honor al hijo de John Lennon, Julian, después de que sus padres se separaran.

  1. Michael Jackson, Gone too soon

Aunque nunca llegó a grabarla, la cantante de soul Dionne Warwick interpretó por primera vez esta canción en 1983 en un especial de la televisión estadounidense que pretendía rendir tributo a muchos artistas que habían muerto, incluidos Elvis Presley, John Lennon, Sam Cooke, Buddy Holly, Otis Redding y Karen Carpenter. Ese mismo día, Michael Jackson llamó a su compositor, Buz Kohan, para contarle que se había emocionado al ver la actuación hasta el punto de llorar.

La versión de Michael Jackson de ‘Gone too soon’ estaba dedicada a la memoria de su amigo Ryan White, muerto por VIH.

La versión de Jackson de Gone too soon estaba dedicada a la memoria de su amigo Ryan White, un adolescente de Indiana que había sido discriminado y expulsado de su escuela por tener VIH y que murió en abril de 1990, poco antes de completar la escuela secundaria.

  1. Queen, These are the days of our lives

Originalmente esta canción, escrita por Roger Taylor, hablaba de su experiencia con sus hijos y cómo la paternidad le hizo en muchas ocasiones mirar hacia atrás en su propia vida.

El videoclip de ‘These are the days of our lives’ de Queen fue la última actuación filmada de Freddie Mercury.

Sin embargo, este tema adquirió un significado totalmente nuevo cuando se anunció que Freddie Mercury estaba enfermo de sida  y que además sabía que le quedaba poco tiempo de vida cuando la grabó. El videoclip de esta canción fue la última actuación filmada de Mercury y Brian May, integrante de Queen, llegó a asegurar más tarde que el cantante se estaba despidiendo en este video. Lo que hace especialmente desgarrador el momento final del vídeo, cuando Mercury mira a cámara para decir “I still love you” (todavía te amo).

  1. Fito Páez, Ciudad de pobres corazones

“Tal vez es el disco que nunca quise escribir”, aseguró Fito Páez en la presentación de su álbum Ciudad de pobres corazones, editado en 1987. Era un disco lleno de rabia y furia, como la canción que lleva el mismo título.

En él, el cantautor abrió sus entrañas y vomitó toda la desesperanza y odio hacia Dios, tras el cruel asesinato de sus “madres” (abuela y tía abuela, con quienes se había criado) perpetrado el 7 de noviembre de 1986, cuando Fito se encontraba de gira en Río de Janeiro. “Mi abuela y mi tía eran las personas que más quise. Para mí eran como dos madres. No puedo creer esta cosa loca que ha ocurrido. No la entiendo”, declaró el artista al conocer la noticia.

  1. Pau Donés, Eso que tu me das

El pasado mes de junio el cantante del grupo español Jarabe de Palo, Pau Donés, fallecía víctima de un cáncer colon. Con tan solo 53 años, se iba una de las voces más características de la música en español.

Semanas antes de morir de cáncer de colon, Pau Donés lanzaba ‘Eso que tu me das’ para dar gracias a la vida.

Semanas antes de morir, y visiblemente afectado de su larga enfermedad, el cantante estrenaba nuevo tema titulado Eso que tú me das. Esta canción fue su personal y emocionante forma de despedirse de la vida, de dar gracias por todo lo que tuvo y recibió del gran regalo que es vivir. En especial, Pau Donés agradecía, en este optimista tema, a su hija, a sus amigos, familia y seres queridos, así como a todos sus fans, todo el apoyo y amor que había recibido durante todos estos años.

  1. George Michael, Jesus to a Child

Esta canción era un tributo melancólico al amante brasileño de George Michael, Anselmo Feleppa, a quien había conocido cuando el artista actuaba en Río de Janeiro en 1991. Feleppa murió a los dos años a causa de una hemorragia cerebral, ocasionada por el sida.

El dolor que esta pérdida le produjo impidió que Michael pudiera escribir durante casi dos años. Pero de pronto pudo componer este Jesus to a child, estas palabras de “Jesús a un niño”, que salieron de lo más profundo de su ser. Compuso la canción en menos de una hora y, tal y como él mismo dijo, fue algo que le ayudó mucho a poder continuar con su vida. Siempre en sus conciertos, George dedicaba la canción a Feleppa.

¿Conocías las historias detrás de estas canciones? ¿Cuál es tu tema preferido? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies